TIGERS
NIÑOS 3 A 6 AÑOS

Únete a las Clases desde
$30.000 Mensual
Sólo con suscripción automática a tu tarjeta de crédito o débito

Sin Plazos Mínimos de Permanencia.
Cuota Incorporación $10.000 | Matrícula $0

HORARIOS

COMUNAMODALIDAD DÍA HORARIO
TodasOnlineLunes18:15hrs a 18:45hrs
TodasOnlineMiércoles18:15hrs a 18:45hrs
TodasOnlineSábado10:30hrs a 11:00hrs
Mostrando opción(es) (De un total de horarios disponibles)

<VOLVER

¿QUÉ ES EL PROGRAMA TIGERS?

El programa ATA TIGERS fue desarrollado específicamente para niños en edad preescolar de 3 a 6 años. Este programa ofrece a los niños una base sólida en las cualidades esenciales del carácter, como la cortesía, el respeto y la disciplina. Además, el programa está diseñado para mejorar las habilidades motoras de los niños y mejorar su capacidad para prestar atención y seguir instrucciones.

Este programa proporciona a los alumnos métodos de aprendizaje y práctica muy divertidos y emocionantes. Al mismo tiempo refuerza conductas positivas, enfatizando la clase en "Lecciones de Vida", como Autoestima y Disciplina entre otras.

El sistema de rango (cinturones), también es especial y exclusivo para ATA TIGERS. Donde cada nivel es representado por un animal, motivación extra para que los niños quieran aprender y seguir avanzando.

En nuestro programa ATA Tigers, su hijo hará más que simplemente mejorar su condición física. Su hijo se convertirá en un mejor oyente, desarrollará sus habilidades sociales, aprenderá a trabajar como parte de un equipo y aumentará su autoestima.

BENEFICIOS QUE OBTIENEN LOS NIÑOS Y NIÑAS

Uno de los principios centrales de todas las formas de Artes Marciales es un enfoque absoluto en la autodisciplina. Los niños de hoy están tan acostumbrados a recibir gratificación instantánea que no siempre es fácil obtener lecciones de autocontrol y disciplina. A los niños con experiencia en artes marciales, sin embargo, se les recuerda continuamente la importancia de la autodisciplina.

Los niños que no siempre prosperan en entornos muy sociales pueden encontrar más fácil conocer gente y hacer nuevos amigos cuando están en una habitación llena de compañeros que comparten un interés común. Es posible que los niños en el patio de recreo no siempre tengan mucho en común, pero los devotos de las artes marciales pueden conocerse a través de actividades compartidas. La capacitación impulsada por trabajos en pareja también puede fomentar la camaradería, ya que obliga a los niños a formar parejas y desarrollar sus habilidades juntos.

Limitar el tiempo frente a la pantalla es una gran idea cuando se trata de hacer que los niños se levanten del sofá y alentarlos a ser más activos, pero solo llega hasta cierto punto. Inscribir a un niño inactivo en un pasatiempo tan exigente físicamente no solo desalienta el estilo de vida sedentario al que está acostumbrado, sino que también le brinda una actividad agradable que le inspira a seguir moviéndose.

La mayoría de las Artes Marciales se basan en un sistema de logros de cinturones de colores que indican el grado de habilidad del practicante. Cuando su hijo se esfuerza por conseguir cada cinturón nuevo, está aprendiendo valiosas lecciones sobre cómo establecer y alcanzar sus metas.

La confianza viene con los logros, por lo que el nivel de autoestima de su hijo aumentará con cada nuevo movimiento que domine y con cada cinturón que gane. Los niños que luchan con un bajo sentido de autoestima generalmente se vuelven más seguros a medida que pasa el tiempo mientras están inscritos en una clase de Artes Marciales.

Aprender cualquier parte del contenido de Taekwondo requerirá que su hijo le muestre a su instructor un respeto inquebrantable. La cultura infantil de hoy no siempre incluye el respeto por la autoridad, los adultos o aquellos en posiciones avanzadas. Sin embargo, cuando asista a su clase de Taekwondo, su hijo aprenderá lecciones de respeto junto con nuevos movimientos.

Pensar que la instrucción en Artes Marciales promueve el comportamiento violento está justificado si su única experiencia con la actividad proviene de la televisión o las películas. De hecho, muchos estilos defensivos les enseñan a los niños habilidades de resolución de conflictos pacíficas y no violentas y enfatizan la importancia de evitar un altercado físico.

Para dominar las habilidades que le están enseñando y avanzar a través de los rangos del cinturón, su hijo tendrá que ejercitar habilidades superiores de escucha. Los niños que no siempre son expertos en prestar atención a lo que se les dice pueden beneficiarse de la instrucción verbal y el trabajo individual en su salón de clases.

Ya sea que esté rompiendo tablas para conseguir un nuevo cinturón o entrenando en un entorno de práctica para dominar una nueva técnica, hay pocas cosas que su hijo haga en sus clases de artes marciales que se harán solas. Trabajar juntos para aprender cosas nuevas y lograr metas es una importante lección de vida que los niños deben aprender, y la instrucción en las artes marciales puede ayudar a su hijo a aprender esa lección.

¿Tienes alguna consulta? Escríbenos